miércoles, 25 de abril de 2012

JUEGOS TRADICIONALES


LA RAYUELA


Etapa: Primaria
Espacio: patio, polideportivo, gimnasio…
Material: tiza y piedra

Objetivos
Desarrollar coordinación, motricidad, destreza oculopédica y equilibrio estático y dinámico.

Historia
Uno de los juegos en los que no intervenía tanto la fuerza, sino más bien la coordinación, la habilidad, la puntería, la apreciación de distancias… era “La coscojita, Infernáculo o Rayuela”. 
Este juego era más practicado por niñas y es conocido en algunas localidades como “El avión”.
Uno de los diagramas más antiguos que se conoce de este juego puede contemplarse en el trazado del foro de Roma; las superficies pavimentadas eran ideales para este juego donde los soldados enseñaban a los niños los territorios conquistados.

Desarrollo 
El juego consiste en :
- Marcar la figura, con un trozo de yeso o una tiza. Se suelen dibujar figuras rectangulares, cuadrados, círculos, días de la semana, etc.
- Nos colocamos delante de la figura que hayamos trazado en el suelo. Se lanza con la mano la piedra o losa a la primera casilla, entrando siempre con la pata coja. Cada turno corresponde a una casilla diferente, en la que se irá tirando la piedra con la mano en el número correspondiente sin tocar las lineas hasta completar la figura.

Aplicaciones didácticas
Este juego puede practicarse en Infantil pues es una forma de reafirmar la lateralidad, aprender a lanzar un objeto, distinguir los números escritos, apreciar los colores (podemos dibujar las  figuras con distintos colores)…
-Una propuesta puede ser que los alumnos pregunten a sus abuelos, padres… cómo jugaban; con toda seguridad las normas varían en cada localidad e, incluso, algunos tendrán una pequeña cancioncilla o retahíla.



LA RANA         

Historia y descripción
La rana es un juego de habilidad y puntería egipcia del que queda constancia en varios papiros del Museo de El Cairo con el nombre de Hab-am-han.
Los egipcios, griegos y romanos ya jugaban a algunas variedades del juego de la rana, “juego
del tonel”. Colocaban a una altura elevada un ánfora vacía; a continuación, intentaban introducir por su boca unas piedras y el que no acertara pagaba el vino.
Después se añadieron más dificultades al juego; se lanzaban piedras a un tonel con agujeros, a los cuales se les había asignado una puntuación determinada. El jugador que más puntos hiciera ganaba la partida.
En la década de los años cincuenta y sesenta era muy normal jugar a la entrada de los bares y tascas. El perdedor pagaba el porrón, el vino o las cortezas.
 
Objetivos
1. Mejorar la coordinación óculo-manual.
2. Apreciar distancias y trayectorias.
3. Trabajar la, lateralidad, la manipulación y el lanzamiento- puntería.

Desarrollo
Se puede jugar individualmente o por equipos de dos y cinco jugadores.
Cada jugador lanzará diez petacos/petancos o discos por tirada. Las partidas se jugarán a diez tiradas, lo que hace un total de 100 lanzamientos en la partida.
Para realizar un lanzamiento debe tenerse en cuenta:
- La dirección hacia donde deseamos lanzar el petaco/petanco.
- La distancia que existe entre nuestro cuerpo y el lugar donde se encuentra la mesa de rana.
- La fuerza necesaria para introducir el petaco/petanco en alguno de los agujeros de la mesa.

- Cada jugador tiene su propio estilo, es decir, el lanzamiento puede hacerse con los pies
juntos, el pie izquierdo adelantado…
-  Nadie se debe colocar cerca de la mesa para evitar ser golpeado.

Aplicaciones didácticas
- Este juego se puede desarrollar en las etapas de Infantil, Primaria y Secundaria, y puede
practicarse tanto en el interior como en el exterior. No es necesario tener una mesa de rana
homologada o reglamentaria, se puede construir con materiales de desecho o reciclables.
- Otra posibilidad consiste en dibujar en el suelo (con tiza, cinta aislante, etc.) un cuadrado de 1 metro de lado. Se dibujan nueve círculos, cada uno de 10 cm de diámetro, coloreados de
distinta forma dependiendo de la figura a la que representen (verde: rana; amarillo: molino; rojo: puentes y azul los demás círculos) y con unas puntuaciones asignadas.
Para construir los petacos/petancos servirán chapas o tapones de botellas. Para dirigirlas bien se pueden lastrar con plastilina.
También se pueden coger piedras pequeñas, bellotas, nueces, alubias...

Para más información sobre  juegos y deportes tradicionales consultar aquí:

Cristina Mancheño Camarero



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada